Ruta: Servicios Estudios Titulación CPAP/CiPAP/APAP

Titulación de CPAP, BiPAP y APAP

Esta forma de tratamiento es la más efectiva y utilizada para las apneas del sueño cuando son moderadas y severas.

El CPAP (siglas en inglés de Presión Positiva de Aire Contínuo) provee aire a presión (no es oxígeno) a través de una máscara que se coloca en la nariz (existen también bucales) unida mediante una manguera o tubuladura a un pequeño compresor que impide que se cierre la vía aérea mientras la persona duerme.

La presión necesaria para producir esta apertura es “individual” y por lo tanto deberá ser regulada durante toda una noche en el Laboratorio de sueño. Esta presión produce la eliminación inmediata de los ronquidos y apneas

El CPAP no es peligroso y la sensación de bienestar a la mañana siguiente confirmará que ha sido correctamente titulado.

CPAP moderno

En todos los casos esta presión deberá ser titulada durante una noche de sueño, donde se verá la presión adecuada en cada caso para que la persona deje de roncar, de presentar apneas y se restaure su sueño.

En casos seleccionados especiales (problemas pulmonares, cardíacos severos, si la presión es muy elevada, etc) se utiliza un aparato de iguales características pero a distintas presiones, inspiratoria y espiratoria llamado BiPAP.

También existen en la actualidad “CPAP inteligentes” capaces de autorregular la presión necesaria. Estos nuevos dispositivos son más confortables para el paciente, siendo los resultados iguales al CPAP convencional. La desventaja es su alto costo.

Gran parte de la intolerancia y rechazo a la utilización de estos dispositivos se debe a que han sido indicados ‘a ojo’ y no como corresponde. Otras veces no se ha comprobado que la vía aérea esté libre y permeable.

Algunas personas pueden sentir al principio cierta incomodidad, para adaptarse a la máscara y dormir con ella, esto es normal que ocurra y se resuelve en general durante el primer mes de uso. Nuestros técnicos están entrenados especialmente para brindar apoyo, solucionar los problemas y responder las preguntas de los pacientes durante el estudio y durante el tratamiento posterior.